• María Leonor Inca

EL AMOR EN TIEMPOS DE TRUMP

La perfección existe sólo en momentos mágicos y en fotos como esta, donde se ve mucho amor y felicidad infinita, tal vez, por haber culminado con mi búsqueda del amor, y cuando menos me lo esperaba; justo cuando había decidido volver a mí país para siempre, y a trabajar en política, conocí al hombre con el que 66 días después, me casaría.

Pero en ese instante empezó también la travesía de nuestro amor, con ciertos desafíos que conlleva un matrimonio entre una inmigrante latina y un ciudadano estadounidense, especialmente en los tiempos de Trump.

Entre enamorarse y aprender a convivir he descubierto que encontrar el amor, es sólo el principio de un todo, y lo es más aún,  cuando las leyes y políticas de un gobierno anti-inmigrantes, están involucrados.

Y todo empieza desde el momento que uno se enamora en tierra ajena,  hay que ajustar tu amor a las políticas de inmigración de ese país. Hay que analizar fechas límites todo el tiempo, porque tienes los día contados para matricularte en una nueva  escuela (si esque estás estudiando), para gastar más dinero en estadía y visa. Ademas, tienes que estar tomando decisiones de si te quedas o ya te vas de regreso a tu país, todo el tiempo, o de lo contrario, te conviertes en una indocumentada, y eso es un problema de otro nivel.

Que el amor te llegue cuando menos te lo esperas, y casarte,  es un sueño hecho realidad para muchos en el mundo. Y en términos legales, los ciudadanos de USA, tienen el derecho natural de casarse con personas extranjeras; y por consiguiente, se concede la residencia a su pareja; y yo entré en ese sistema de petición, pero a uno muy lento. Razón? El gobierno retrasó los procesos, y le está dando duro al sistema migratorio en EEUU. Recibí un documento con un error, y como consecuencia no puedo salir del país,  no puedo obtener una licencia y algunas otras libertades normales.

Pero, aunque me duela no poder ver a mí madre por más de 2 años, yo miro el vaso medio lleno, así que yo decido ser feliz, mis días son a veces duros, porque estoy empezando mi vida de cero otra vez; y aunque no me den fecha, ni respuestas de mi 'green card', pa cuando' ! Con fé todo se  puede. Además, que me  pongo a pensar en casos peores; donde han separado ha familias, después de muchos años de vivir aquí, inhumano que vivimos en estos tiempos, en USA.

El amor en tiempos de Trump es complicado,  porque hay que esperar por mucho tiempo para las entrevistas, para que no se equivoquen en los documentos que ellos te entregan, y si lo hacen!  la única solución es esperar y esperar ...por meses, o años. Como si la vida y el tiempo fueran  un juego.

Y la ironía de todo esto esque la esposa del Presidente es una inmigrante que se benefició de este proceso muchos años atrás, cuando todo era más rápido! Porque su esposo no estaba.  Será que el señor presidente hubiera retrasado tantos trámites, y mantenido políticas migratorias tan duras,  si su esposa estuviera aún en mi posición?

Pero, el amor es una bendición y triunfa ante todo, y como la familia es lo más importante en la vida, yo continuaré este camino muy entusiasmada y con fé, por lo que bueno que pueda venir.


0 views